domingo, 6 de mayo de 2012

Plumas (o más bien, crines) ajenas #4: Kai Mattern


Hoy quisiéramos dedicar esta cuarta entrega de la sección a otro tipo de artista, Kai Mattern, quien ha hecho de su amor por los caballos mucho más que una afición o una dedicación profesional: una verdadera forma de vivir, sentir, gozar y pensar la vida.

Y ello porque la pasión de Kai por los caballos nace de su profundo respeto hacia el animal, y de la humildad con la que encara su relación con él. No es el caballo el que debe aprender del hombre sino que el aprendizaje, para ser verdaderamente fructífero, debe ser mutuo. Ese y no otro es el secreto de la "doma en libertad", y de la idea del "líder pasivo", como contraposición a la del "líder dominante".

Un método que, más allá de la relación entre los jinetes y sus caballos, Kai ha abierto a individuos y colectivos que quieren profundizar en un tipo de relación profesional mucho más fecunda, fundamentada en la motivación, la comunicación y el entendimiento mutuo.

Pero más allá de todo ello está la persona, y en el caso de Kai, nos quedamos con la serenidad que hace brotar a su alrededor, nacida de una inagotable capacidad de escucha, de la palabra pausada y, por supuesto, de su singular empatía.

Os dejamos dos enlaces. En primer lugar, el de la página web de Kai. El que sigue, corresponde a una entrevista que le realizaron recientemente para La Vanguardia:

http://www.lavanguardia.com/salud/20120502/54287453418/entrevista-kai-mattern.html

1 comentario:

  1. Kai es una persona extraordinaria. Si lo conoces te quedas preso de la pasión y el extremo respeto que irradia hacia la vida, hacia toda forma de vida -los caballos, sí, pero no sólo-. Su voz, su candor, su bondad, su dedicación hacia aquello que ama, son admirables.

    Gracias por estas palabras.

    (Noemí)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...