lunes, 14 de mayo de 2012

La destrucción de los cactus pendencieros... (1ª parte)

... Y SU CONVER­SIÓN EN MATERIA PLÁSTICA CÓMEME EL TÁLAMO la chica de cartón-glicerina y ojos de galleta y pistacho vuelve a casa muy de mañana. abre la puerta, se desnu­da y empieza a bailar. descorazonados labios de secas preguntas-sin-respuesta la espetan. "¿qué voy a hacer el día que te hartes de mí? ...oh, nena! nunca alcan­zaré a comprenderte. vamos a buscar un poco de diver­sión, sana diversión, como en los buenos tiempos." cuando llegue la mañana, semolina pilchard se desayu­nará un parque de atracciones entero. tal vez hoy intente el asalto definitivo a la cima de la esfinge que son sus secretos con su famoso pañuelo anudado al cuello. dicen que el malvado señor mostaza intentará sorprenderla por la espalda y teñirla de azul. blue mean! no creo que nuestra heroína se deje. nuestra mirada es un silencio eléc­trico que desafía a la desdentada ciudad metro puente serpiente grito blasfemo odisea miseria gloria de dos días escalo­frío de verano de áridos ojos amnésicos hasta que la abofetea. nena musita ásperas canciones de batallas y amores perdidos junto a los charquitos del camino. el termómetro del ocaso acentúa su asfi­xia. la hierba siempre crece alta en los campos de la adolescencia. "podríamos perdernos por unos días. empiezo a estar un tanto harto." en la televisión, una moderna versión de un clásico del western and roll. polvorientas diligencias embrutecidas por un chute de miel FIN DE LA 1ª PARTE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...