lunes, 16 de abril de 2012

Homenaje a Goya

Tal día como hoy, más o menos a estas mismas horas, pero hace 184 años, moría en Burdeos, en el exilio, lejos de España, uno de sus artistas más ilustres, Francisco de Goya y Lucientes, aragonés universal e inmortal, uno de los padres de la pintura contemporánea, e ineludible fuente de inspiración para los más brillantes artistas, escritores y creadores en general.
Sin duda, una de las estaciones fundamentales en la evolución de la obra de Goya hacia registros más personales e imaginativos es la representada por los Caprichos, serie de 80 grabados, en los que el artista (cito a F. Calvo Serraller, en El arte contemporáneo) "no sólo manifiesta sus más íntimas y más recónditas inquietudes bajo un aspecto de pesadilla, sino que hace un retrato cruel de la sociedad española del momento y se adentra en las preocupaciones generales de la crisis del optimismo racionalista de la Ilustración". Con los Caprichos, Goya rompe amarras con la pintura de su tiempo y conduce al arte (no sólo al suyo) hacia el futuro.

Uno de los grabados más conocidos de la colección es "El sueño de la razón produce monstruos", pensado en principio para abrirla, si bien bajo un título diferente, SueñosObservando la composición, nos impacta el profundo contraste entre la figura del pintor, al que el sueño parece haber atrapado de improviso, y la frenética actividad de las diversas criaturas de la noche (lechuzas, murciélagos, un gato, algunos de aspecto deforme y diabólico, que se ciernen sobre él). Un contraste, además, realzado por el juego de luz y sombra de raíz expresionista que se establece entre las figuras y que parece introducirnos en una especie de delirio, cuya desazón contribuyen a acrecentar tanto la misteriosa lechuza que empuña uno de los útiles del pintor (probablemente símbolo de la diosa Minerva), como el inquietante perro con cara de gato que parece guardar el sueño del amo, como también el ambiguo y enigmático mensaje que surge de la mesa del artista y que aporta el título al grabado.

Porque ¿a qué se refiere Goya con él, exactamente? De algunos de los manuscritos adjuntos a la obra extraemos leyendas como: "La fantasía abandonada de la razón produce monstruos imposibles: unida con ella es madre de las artes y origen de las maravillas"; "Portada para esta obra: cuando los hombres no oyen el grito de la razón, todo se vuelve visiones" o la primigenia: "El autor soñando. Su yntento solo es desterrar bulgaridades perjudiciales, y perpetuar con esta obra de caprichos, el testimonio solido de la verdad".

¿Expresión, por tanto, surgida del artista, de denuncia ilustrada de los vicios, supersticiones y errores comunes que caracterizan a quienes actúan de espaldas a la razón? ¿Crítica escéptica de una razón, a su vez también capaz de generar sus propios monstruos? ¿O profesión de fe romántica, de quien intuye que es precisamente en la manifestación de lo sombrío, de lo oculto, de la radical alteridad, como el artista alcanza el sentido íntimo, la más alta expresión de la realidad? Apertura inagotable de sentidos e interpretaciones, raíz de lo contemporáneo.

2 comentarios:

  1. En todo caso, empresionismo avant la lettre, Maese Nadie. (Al margen de esto, chapeau por esta excelente entrada, bien sûr!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EMPRESIONISMO!!! ¡QUÉ LAPSUS para estos tiempos que corren! ¿Empresionismo de empresarios? ¿Empresionismo de presiones -las del poder, patronal, etc.-? ¿O empresionismo de prisiones, que es a donde nos va a llevar todo esto como no le pongamos freno? Una vez más, gracias M. T. por tan "empresionante" lapsus.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...