miércoles, 25 de abril de 2012

Amistades ¿inverosímiles? #1: E. Rodríguez Galindo - F. Puig

Vergüenza ajena, asco, vómito y rabia nos ha producido en la redacción observar la web de los Mossos d'Esquadra (perdonad que no os pongamos el enlace, pero no queremos contribuir a la felonía) en la que se pide la delación de una serie de "personas" (así las denominan en la web) "de las cuales [traducimos del catalán] la PG-ME dispone de elementos de incriminación por su participación en actos delictivos o vandálicos".

No vamos a entrar en la gravedad o no de los hechos que se imputan a estos jóvenes (punto 1: si de verdad Puig considera delito de terrorismo la mayor parte de lo que se ve, una, o no estuvo en una mani de los setenta-ochenta en su vida o, dos, no sólo no ha superado (psicológicamente hablando) lo de la performance aérea del Parlament, sino que está peor de lo esperable; punto 2: nada de lo más violento que se muestra -insistimos, "de lo más violento", no valen los tipos que mueven las macetas de sitio, ¡qué pena nos das, Felip!-, no ha sido visto antes en cualquiera de las algaradas que suceden a cada trofeo conseguido por el Barça, o en las bronca-bacanales veraniegas protagonizadas por jóvenes guiris en Lloret; y no por ello, a nadie se le había ocurrido darle una vuelta de calcetín al código penal).

Pero lo que más nos duele en esta redacción, señor Puig, es su anhelo de convertir a la ciudadanía en cómplice de sus errores, su ineptitud y su vileza, hija de esa obsesión por criminalizar a todo aquel que se le opone. Amigo Puig, ¿por qué no sigue el camino de los pitos y abucheos que le dedicaron el otro día algunos de sus propios Mossos d'Esquadra (aquesta sí que és la nostra policia) y nos deja tranquilos de una vez? Antes de que pase alguna desgracia, esta vez irreparable, y le tengamos que poner definitivamente en una hipotética Historia de la infamia nuestra (gracias, maestro Jorge Luis), al lado del individuo con el que comparte conversación en la ficción fotográfica que preside esta entrada.

2 comentarios:

  1. Ayer detuvieron a la secretaria de CGT en Barcelona. Hoy, a sindicalistas de CC OO y UGT (Seat). Hace días el ministerio de Interior hablaba de responsabilizar a partidos, sindicatos y asociaciones de los altercados que tuviesen lugar en las manifestaciones que convocasen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Detenida y encarcelada. Felip Puig, tal como afirma CGT, aumenta su número de rehenes. Dejo el enlace de la nota de CGT:
      http://www.cgtbarcelona.org/content/prision-para-la-secretaria-de-organizacion-de-cgt-barcelona

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...