domingo, 18 de marzo de 2012

νηπενθές

Uno de mis fragmentos favoritos de οδύσσεια μου. En la versión en castellano de José Alsina:
"Tuvo entonces Helena, la hija de Zeus, un propósito: una droga (νηπενθές), de pronto, echó al vino que estaban bebiendo, contra el llanto y la ira, que hacía olvidar cualquier pena; todo aquel que gustara de ella mezclada en su crátera no podría verter una lágrima en todo aquel día, pese a que hubiese visto morir a su padre y su madre, o delante de él, y ante sus propios ojos le hubiesen degollado con armas de bronce a un hermano o un hijo. Tales drogas tenía la hija de Zeus, ingeniosas y muy buenas, que diole la esposa de Ton, Polidamna, en Egipto; allí muchas la gleba del trigo produce y la mezcla de una es buena, y la de otras nociva; allí todos son médicos, nadie en el mundo es más sabio porque allí del linaje de Peón todos ellos descienden.  Y cuando hubo vertido la droga mandó que las copas se llenaran de vino..."

El siguiente enlace sigue la pista a través de una nutrida representación de autores clásicos a esta extraña droga del olvido, que aliviaba, siquiera temporalmente, el dolor de la memoria.
http://www.cannabismagazine.es/digital/articulos/25/1302-nepenthes-y-cannabis-en-la-antigua-grecia

1 comentario:

  1. Sírvanme unas cuantas rondas de esta dulce ambrosía.

    Al altar de qué dios hay que rogar para lograrlo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...