sábado, 24 de noviembre de 2012

"Lo somni -o potser, el malsòn- d'Artur" (y #3): "El Tsunami" (aka "Catalonia's leader tries to ride secessionist wave")

"El tsunami de la independencia no lo para ni Dios" (Joan Tardà, diputado de ERC)

...pues Dios, no lo sabemos, aunque fijad vuestra mirada en esos cuatro iluminados de cuerpo serrano, tal vez prestos a ponerle el cascabel a la fiera, o simplemente, posando para la posteridad -como en ellos es habitual- de espaldas a la realidad, tal vez prontos a ser barridos por el viento de la historia, de la histeria o simplemente, la tramontana. 

Lo cierto es que una de las ventajas de vivir en un país encantado (y nosotros vivimos en dos que es uno, y viceversa) es que no hace falta encadenar presbicias con miopías para conseguir una visión de la realidad armoniosamente caprichosa e irreal, en la que las cosas más evidentes se demuestran finalmente puras entelequias. Así, en países como este, un sujeto cuya piscina ilegal es la pura metáfora de su credibilidad periodística puede acusar a la dirección de un partido político (de hecho, con más acusaciones de corrupción que cráteres tiene la Luna), siendo uno y otros juzgados por otros más que váyase usted a saber, demostrándose finalmente que el verdadero culpable es el de siempre, el fulano o mengano sentenciado una y otra vez a pagarles a unos y otros la fiesta, el despiporre y el despelote a través de todo tipo de tasas.

Viene esto a cuento, obviamente, del ultraesperpento con el que finalmente ha concluido la campaña electoral catalana, ya de por si estrafalaria, en tanto que único rincón de la Eurozona en el que los temas estrella de unas elecciones parlamentarias no son ni la crisis ni los recortes ni el debate entre políticas de austeridad o de crecimiento. (Momento tal vez este para plantearse si aquellos sabios encantadores que andaban tras Don Quijote, una vez derrotado este, contemplando cómo era la vida en la por Cervantes descrita como "flor de las bellas ciudades del mundo, honra de España, temor y espanto de los circunvecinos y apartados enemigos, regalo y delicia de sus moradas, amparo de los extranjeros, escuela de la caballería", no acabaron por establecer en Barcelona su cuartel general, y no andarían algunos siglos más tarde detrás de la tramoya de ese crisol de espejismos políticos varios, el tan cacareado -y hoy tal vez cancelado- "oasis" catalán).

Un ultraesperpento, que tras el gatillazo del donjuán exuperante de Pedro Jota, todavía guardaba suficiente resuello como para regalarnos la inconcebible performance victimista de las últimas horas de un desencadenado Artur Mas, que abandonando el papel de mesías conductor de pueblos, aparecía hoy en el antiguo Mercat del Born travestido en un insólito engendro a medio camino entre Rafael Casanova y Espartaco ("Està a les nostres mans guanyar per sempre el nostre futur col·lectiu de llibertat, benestar, prosperitat i justícia social" -sin comentarios-), a las pocas horas rematado con el apoteósico en grado sumo "¿Convertirá España en una prisión para los catalanes? ¿En una jaula?", dirigido a Rajoy, y a su vez concluido con la patética declaración de su sacrificial disposición a afrontar penas de prisión por Catalunya (¡?), en lo que se apunta como último estadio en su carrusel de metamorfosis: el eccehomo.

Pasión por el béisbol
Como no nos consta que ninguno de sus asesores haya pasado test sanguíneo alguno en las últimas horas, por si las moscas, en 20añosnoesnada, ya tenemos a los descarriados habituales cocinando una nueva entrada inspirada en La gran evasión. Eso sí, que no cunda el pánico, pues nos han jurado por lo que más quieren (sus respectivas petacas de güisqui) que ni por todo el oro del mundo, sobreimpresionarían el jetorro de Mas sobre los hombros de Steve McQueen, o lo que es lo mismo: blasfemias iconoclastas, las mínimas. También nos han mostrado su hartazgo del tema ("manía depresiva" es el término que han empleado a la hora de analizar sus síntomas), y más si finalmente acaban por cumplirse las últimas previsiones (especialmente sangrante para los intereses de CiU sería que se hicieran realidad las que Sigma Dos ha realizado para The Guardian), que revelan que tal vez la oniropicture introductoria de la presente entrada acabe por ser real, y finalmente Mas y su tropa bastante tengan con repetir los resultados de dos años atrás.

Pero mientras esperamos con el más absoluto sosiego lo que nos depara la resaca de la ola-tsunami, os invitamos a una nueva edición de ALGO MÁS QUE RUIDO, que esta semana os trae una versión en vivo de un tema de la Jimi Hendrix Experience, "Manic Depression", perteneciente a su primer elepé, Are you Experienced? Sirva esta potente canción de homenaje tanto a nuestros deprimidos "descarriados" como a esos encantadores que estos últimos días no han parado de hacer de las suyas por toda la bitácora.


P. D.: Curiosamente, en la misma encuesta publicada por The Guardian se pregunta por una cuestión que no nos consta que haya sido formulada en ninguna encuesta elaborada para medios españoles o catalanes, y que afecta a la nacionalidad preferida por la ciudadanía catalana, una vez consumada la independencia. No deja de ser hasta cierto punto paradójico que la opción mayoritariamente preferida sea ¡la doble nacionalidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...