miércoles, 10 de octubre de 2012

Juancho, suéltalo ya, que huele a uña...

Se desayunaba ayer el Manco tan tranquilamente sus fartons con horchata de todos los martes, cuando le llegó al móvil un correo con el texto adjunto abajo reproducido, correspondiente al primer párrafo de un ya "célebre" artículo de Juancho Armas Marcelo sobre el derby del pasado domingo. El Manco, cuya avidez para con la lectura, alcanza incluso -como bien sabéis- los papeles rotos de la calle, no pudo ni quiso refrenar su natural costumbre, y lo cierto es que muy caro le podían haber salido querencia, leída y desayuno a nuestro sin par amigo, de no haber sido por la casual aparición de Telémaco, quien a duras penas pudo extraer del gaznate del complutense el homicida fartó que, como consecuencia del desmesurado ataque de risa resultante de la lectura del engendro cavernario, amenazaba seriamente con asfixiarle. En fin, aquí os dejamos el fragmento. Y un consejo de amigo bloguero. Dada su comprobada toxicidad, procurad tener la boca desocupada y una palangana a mano cuando lo leáis:

"El anunciado mosaico lo exige: un partido de fútbol de dos equipos extraterrestres tendrá una lectura política. Hace tiempo que en Barcelona, como en el resto de España, la bolsa no suena. No hay dinero, pero el catalán desde los años de Pilatos sabe que los símbolos son capitales para el triunfo. Cito a Pilatos porque era el gobernador de Tarraco en tiempos de Cristo. El hombre, contra su voluntad, fue destinado por el Imperio a Judea (o Palestina, como ustedes quieran) y se llevó de Cataluña -también por orden del Imperio romano- su guardia pretoriana (de catalanes) y un par de legiones de leva obligatoria. Al recalar en Jerusalén, se encontró con aquel ser superior, Jesús, hijo de José, que decía ser Hijo de Dios y con el Sanedrín judío. Saquen conclusiones de quién o quiénes mató o mataron a Cristo. Y quien dio la lanzada final al costado del Maestro. Al final se jugaron la túnica de Jesús a los dados, en aquella película protagonizada por Victor Mature titulada exactamente La túnica sagrada. Más conclusiones: 'La pela es la pela', aunque sea del Hijo de Dios, y el euro no iba a ser menos".

Una vez recuperado del tremendo susto, y ya metido en faena, aún se pasaría El Manco un buen rato con la duda de si rematar el desayuno dejándose llevar por los evocadores acordes de Mr. Tambourine ManEight Miles High, Hapiness Is a Warm Gun o el essential al completo de Bob Marley, o bien directamente con un formidable canuto epentésico tamaño XXL, mientras se entregaba al loable juego de establecer las diez diferencias entre Victor Mature y Víctor Valdés. Vale.

1 comentario:

  1. De estas fuimos también los responsables de la muerte de Trostki, de Kennedy, de Lennon; volamos las Torres Gemelas y el cáncer, el sida, el alzheimer, la crisis y el hambre en el mundo también son culpa nuestra.

    De la piel de Barrabás, oigan.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...