lunes, 1 de mayo de 2017

teló

a Núria, belluguet de quietud

un cop acabada la funció,
amb el cuquet de l'emoció
recorrent-li l'espinada,
va tenir la certesa
(per sobre del ressò
d'aplaudiments i visques
-i d'algun esporàdic
                                  badall-),
de la seva condició d'ostatge,
no tant de l'èxit,
com del seu propi
                     personatge.


("telón": concluida la función, / con el gusanillo de la emoción / recorriéndole el espinazo, / tuvo la certeza / (por encima del eco / de aplausos y vítores / -y de algún esporádico / bostezo-), de su condición de rehén, / no tanto del éxito, / como de su propio / personaje.)

2 comentarios:

  1. A fuerza de visitar,
    una y otra vez,
    los mismos lugares
    temo haberme extraviado

    El último poema que me ha salido -ya rara vez lo hacen- me parece complementario del suyo. ¿Será cosa de la edad, de la etapa vital que atravesamos?

    Cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el suyo me parece increíble, puede parecer paradójico (de hecho, lo es) pero real y crudo como la vida misma. Y no sé si, como dice usted, será por la etapa vital que atravesamos... o por el tiempo que nos ha tocado vivir. En el fondo, ¡qué más da!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...