domingo, 26 de abril de 2015

rota

resiste
que no te dobleguen
aunque sepas que jamás volverás a la vida
aguanta
sin tesón ni confianza
solo por el afán de encajar
un golpe, dos golpes, más golpes
sin olvidar -sin disculpar-
(insomnio interrogante, libro deshojado,
enésimo viaje al espejo reptil de la madrugada)
                                                         ni los pasadizos que te abrieron el laberinto
                                                         del fuego
                                                         ni el carrusel sensorial de las vanidades pasadas
                                                         ni los ojos de aquel que
                                                         después de venderte su alma
                                                                       te acabo hurtando las manos
                                                                                      en tu descenso a las sombras...

2 comentarios:

  1. Hacerse mayor es algo bien jodido, una estafa como le gusta decir a una amiga mía. Me veo tragando saliva confrontado con el espejo reptil de las madrugadas. Definitivamente no es la clase de poema que le apetece a uno leer el día en que cumple años pero nadie dijo que esto sería un paseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte, qué decirle, seamos transgresores, no solo con las normas, sino también con nosotros mismos y los espejos reptiles. Así que reciba mis felicitaciones, que lo celebre por lo más alto y, por supuesto, que brinde con un sonoro "cent'anni"...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...