domingo, 2 de noviembre de 2014

sangre



¿quieres saber de mi sangre?
mi sangre es pura obsesión de sí misma.
se observa, se estudia, se acecha,
y cuando se sabe en su poder,
se ataca una y otra vez,
sin darse tregua,
hasta que consigue hacerse daño,
en lo más hondo, donde duele la verdad,
heridas que no pueden verse a simple vista
y que no cicatrizan en la vida...



3 comentarios:

  1. sí, sin duda, para la sangre mucho mejor roja que azul
    cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues mire, depende.

    En realidad, se decía de los nobles que tenían sangre azul porque, como no les daba el sol, y la piel la conservaban tan blanca siempre, las venas se les marcaban mucho, y estas, recordémoslo, son azules. A las gentes de pueblo, por el contrario, curtidas por el sol, no se les marcaban tanto las venas azules, de ahí que no se les considerasen "de sangre azul".

    Pero oiga, mire, teniendo en cuenta lo malo que es el sol, y los cánceres de piel, y etcéteras, yo prefiero aparentar ser de sangre azul. Aunque ahora sea mucho más glamouroso estar bronceado.

    Así que abogo por la piel blanca (y las venas cobalto).


    Y a la moda, que le den.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo abogo por The Beatles, por el "doble rojo", el "doble azul" y, por supuesto, el "doble blanco". Un cordial saludo a ambos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...