miércoles, 27 de marzo de 2013

London, toil, tears, lentils... & Rolling Stones

Andábamos esta mañana todavía dándole vueltas a las esquinas, aristas, circunloquios y recovecos de nuestro paseo solitario en primavera de ayer, cuando súbitamente S'Peare (nuestra Iron Lady particular, a la que últimamente se la ve más de morros de lo habitual por causas que algún día revelaremos) rompía amarras (quien sabe si perversamente influida por las últimas noticias al respecto del endurecimiento de la política inmigratoria británica, o tal vez, simplemente, norteña ella, por su proverbial ojeriza a todo lo que huela a londinense) con una inquietante e irónica retahíla poética acerca de las "excelencias" de la urbe a orillas del Támesis. Así, tras un rotundo arranque con las palabras de William Blake ("I wander thro' each charter'd street, / Near where the charter'd Thames does flow. / And mark in every face I meet / Marks of weakness, marks of woe. / In every cry of every Man, / In every Infants cry of fear, / In every voice: in every ban, / The mind-forg'd manacles I hear" -1-), no ha dudado en escupir la metralla del "Cocksucker Blues" de The Rolling Stones ("Well, I'm a lonesome schoolboy / And I just came into town / Well, I heard so much about London / I decided to check it out / Well, I wait in Leicester Square / With a come-hither look in my eye / [...] Oh, where can I get my cock sucked? / Where can I get my ass fucked? / I may have no money / But I know where to put it every time" -2-), para luego (quién sabe si recogiendo la ambivalencia que estos días nos azora, domina y desdeña) resolver la jugada con la elíptica "London" de Morrissey y cía. ("Smoke / Lingers 'round your fingers / Train / Heaven on - to Euston / Do you think you've made / The right decision this time?" -3-).

Un impresionante despliegue anti-London que se resolvió, paradójicamente, en el inesperado cóctel de homesick, loneliness, isolation and nostalgia for pies & cakes que sobrevino y asola desde entonces a nuestra colega, y que quién sabe si por simpatía o tal vez porque, en el fondo, también en nosotros ha acabado por anidar la "cordial invitación" de nuestros prebostes a liar el petate y darse una vuelta por el lado currante de Londres, Berlín o Laponia, se traducía en una profunda apatía de aquellas de las que parece inútil todo intento de desprender el pegajoso olor a hastío, desconsuelo y derrota.

Y quién sabe cuánto podría haber durado todo ello, días o quizá semanas, de no haberse operado entonces una troika tan salvífica como inesperada, debida una vez más a la sin par Penélope, quien, más allá de su íntimo dolor por la ausencia de Nadie, se ha aprestado a rebuscar en el arcón de las joyas de la red de redes, hasta que ha hallado una especie de dicho, según ella, catalán, que no hemos dudado en adoptar como verdadero lema para los tiempos que corren: "A las penas puñaladas, y a los disgustos, vasos de vino". Si a ello unimos que, para acabar de afianzar nuestra todavía inestable y debilitado ánimo, la dulce Penny se ha puesto manos a la obra con una nueva edición de sus insuperables lentejas-à-lo-que-salgan, y que tan excelsa labor se ha visto acrecentada con una insuperable cover a capella de uno de nuestros temas favoritos de los Stones ("You Can't Always Get What You Want"), comprenderéis que una vez hechos los honores al condumio, hayamos rematado con un συμπόσιο de pintas, mientras tirábamos dardos sobre una diana con el mapa de Londres dando vueltas y vueltas y vueltas cada vez aceleradas por los desorbitados túneles de nuestras cabezas rodantes.

Pues sí, amigos, nómadas y seguidores de 20añosnoesnada, ya iba siendo hora de dedicar alguna edición de nuestra sección estrella ALGO MÁS QUE RUIDO a Jagger, Richards y sus compinches, hasta ahora injustamente olvidados de nuestra particular blogofórmula en la que, en cambio, sí habían aparecido sus coetáneos The Beatles, The Kinks o The Who. Del tema escogido, "You Can't Always Get What You Want", originalmente aparecido en una versión de menor duración como cara B del celebérrimo single "Honky Tonk Women" -de hecho, su último número 1 en el Reino Unido-, cabe destacar, en primer lugar, que su fama no ha dejado de crecer desde entonces, de tal modo que se ha hecho habitual en las diversas recopilaciones de éxitos y actuaciones del grupo. Composición en origen acústica, fue grabada un año antes de su salida y, de hecho, a punto estuvo de figurar en uno de nuestros álbumes favoritos de la banda, Beggar's Banquet. Para la grabación, finalmente se contó con el London Bach Choir, pero no con Brian Jones -ya en la recta final de sus adicciones varias- ni con el bueno de Charlie Watts, víctima del verdadero tour de force en que se convirtió el paso de la canción por el estudio. En cuanto a la letra, esta muestra un maravilloso, lúcido e irónico equilibrio alrededor del inolvidable estribillo ("You can't always get what you want / But if you try sometimes / You just might find / You get what you need") entre los brillos y las sombras, como parte de la misma moneda, del amor, los psicotrópicos y la lucha política, alrededor de lo cual se afirma lo que sigue, y que, en cierto modo, nos devuelve a las tribulaciones de la entrada publicada ayer: "And I went down to the demonstration / To get my fair share of abuse / Singing, 'We're gonna vent our frustration / If we don't we're gonna blow a 50-amp fuse' / You can't always get what you want / But if you try sometimes / You just might find / You get what you need" -4-.

1: "Anduve por todas sus calles, / junto a donde el Támesis fluye, / y en cada rostro he contemplado / marcas de hambre y de congoja / En cada grito de los hombres / en el grito de horror del niño, / en cada voz, en cada bando / oigo los lazos de la mente."
2: "Soy un colegial solitario. / Acabo de llegar a la ciudad. / He oído tantas cosas de Londres / que decidí venir a comprobarlo. / Esperando en Leicester Square / con una mirada provocadora en los ojos. / Oh ¿cuándo me chuparán la polla? / ¿Cuándo me darán por culo? / Quizá no tenga dinero / pero siempre sé dónde gastarlo."
3: "El humo / se enreda en tus dedos. / El tren / enfila hacia Euston. / ¿Crees que has tomado / la decisión correcta esta vez?"
4: "Fui a la manifestación / para obtener mi justa parte de abuso. Cantando: 'Vamos a liberar nuestras frustraciones. / Si no lo hacemos estallaremos como un fusible de cincuenta amperios'. / No siempre puedes conseguir lo que quieres. / Pero si lo intentas algunas veces / podrías encontrarlo. / Consigues lo que necesitas."
(Dedicated to Dr. House)

5 comentarios:

  1. Gracias, Nadie, por alabar mis lentejas. Tenían el sorprendente sabor de lo impredecible.

    (Penélope)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lástima que nuestra necesidad, que habrá exegetas que llamen glotonería, nos impidiera dejar algo a nuestra ilustre cocinera.

      Eliminar
    2. Menudos sinvergüenzas...

      (Penélope)

      Eliminar
  2. ¿Morrissey y cía? Seamos serios: The Smiths. ¿O es que alguien concibe esa banda sin la aportación de Johnny Marr?

    Ah, y tras la empanada londinense solo me queda ya gritar: Free Scotland!

    Come on, Alex, you can do it! (Retomando el You can't always get what you want; well, Alex may do it)

    Greetings.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabía yo que usted le daba al escocés. Yo, en cambio, siempre he tendido más a la verde Irlanda, así que les llevamos unos cuantos años de independencia. Y, por supuesto, le doy la razón en lo de Marr y The Smiths. De hecho, lo suyo hubiera sido citar a Mozzer en solitario (el de las letras sí era él en exclusiva), o escribir simplemente The Smiths. Por cierto, supongo que ya escuchó http://www.youtube.com/watch?v=VyIPXr5lYs0. En fin, there is a light that neves goes out.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...