jueves, 24 de marzo de 2016

poética de la pereza

- como muchos otros aspirantes a escritor, andaba escaso de lecturas, de experiencias, de ambición verdadera...
- ...y también de técnica.
- son tantos los que lo confían todo al carrusel de sus emociones...
- ...y a los lugares comunes.
- solo perdurarán aquellos que, alejados de su escritorio, sientan como si les faltara el aire...
- ...o el dinero para seguir bebiendo.
- la escritura como intuición de la herida, del postrer amanecer del cuerpo exhausto al final de la travesía.
- ¿herida matriz, entonces?
- ...arañazo indolente de teclas dormidas; primaveral azar de la cotidiana pereza.

3 comentarios:

  1. Pensé que este artículo le podría interesar: http://www.culturamas.es/blog/2016/03/09/dejar-de-escribir-para-dejar-de-sufrir/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente artículo, que va mucho más allá de los "mitos" Rimbaud o Lord Chandos. Supongo que uno deja de escribir cuando no tiene nada que explicar, incluso frente al espejo. Claro que cada uno pone el "listón" de lo explicable a la altura que su gusto literario, su ambición de escritor o su necesidad le dan a entender. Pero tampoco me haga mucho caso. Hoy es miércoles como mañana no será domingo.

      Eliminar
  2. Si le digo la verdad, Nadie, también yo atravieso una fase de esas...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...