sábado, 22 de febrero de 2014

Homenatges

"...sino estelas en la mar"
Para Estela M. M.

En data tan assenyalada com la d'avui (vint-i-novè aniversari de la mort de Salvador Espriu i setanta-cinquè aniversari de la d'Antonio Machado a l'exili), Penèlope ens suggereix aquest lúcid poema del primer d'ells. Sia, per tant, aquesta entrada un sentit homenatge a tots dos poetes, així com a aquesta modesta bitàcora, que demà compleix el seu segon aniversari.


HO VOLDRIA DIR AMB ELS MEUS LLAVIS DE VELL

Amb sofriment he vist. Ja no recordo el mar.
Camino l'últim solc, després vindrà el desert.
Sota clarísims cels, escolto com el vent
em diu el nom guanyat, aquest meu nom: "Ningú."
Seran temps de repòs, i em decanto a mirar
per darrera vegada la llum d'un llarg ponent.
Ara, sense cap por, tot sol, m'allunyaré,
nit endins, Déu endins, per la sorra i la set.

("Ulises se transforma en Nadie para sobrevivir y, paradójicamente, tras ser Nadie se acrecienta, aumenta su dimensión heroica, deja en nosotros un recuerdo indeleble. En el poema de Espriu, el yo lírico se transforma en Nadie justamente con la voluntad contraria: de disminuir, empequeñecerse, disolverse en lo que le rodea hasta llegar a ser nadie, ahora sí, en minúsculas. En manos de nuestro autor, la narración mitológica se ha renovado desde la raíz y ha convergido con la meditación ascética sobre la vanidad", Gemma Gorga.)

(Traducción al castellano)



HOMENAJES: En fecha tan señalada como la de hoy (vigésimo noveno aniversario de la muerte de Salvador Espriu y septuagésimo quinto aniversario de la de Antonio Machado en el exilio), Penélope nos sugiere este lúcido poema del primero de ellos. Sirva, por tanto, esta entrada de sentido homenaje a ambos poetas, así como a esta modesta bitácora, que mañana cumple su segundo aniversario.


ME GUSTARÍA DECIRLO CON MIS LABIOS DE VIEJO

Con sufrimiento he visto. Ya no recuerdo el mar.
Camino el surco último, después vendrá el desierto.
Bajo cielos clarísimos, escucho cómo el viento
me dice mi ganado nombre, este mi nombre: “Nadie.”
Serán tiempos de calma, y me decanto a mirar
por vez final la luz de un largo ocaso.
Ahora, sin miedo alguno, solo, me iré alejando,
noche adentro, Dios adentro, por la arena y la sed.

(traducción de Ramon Pinyol Balasch y Andrés Sánchez Robayna)



3 comentarios:

  1. CANÇÓ D'ALBADA

    Recordant Goethe

    Desperta, és un nou dia,
    la llum
    del sol llevant, vell guia
    pels quiets camins del fum.
    No deixis res
    per caminar i mirar fins al ponent.
    Car tot, en un moment,
    et serà pres.

    El caminant i el mur (1954)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo seguir su consejo, estimada M. T. Gracias por un comentario que enriquece una vez más la entrada.

      Eliminar
    2. MI consejo no, estimado Nadie; en todo caso el de Espriu.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...